Mannostab estabilizador tartárico (500 g)

Departamento: Estabilizadores
Código del producto: PCP0201
Producto disponible
Lo sentimos, por este pedido recibirá un presupuesto para los gastos de envío
Cant € 205,00
Añadir al carrito
Descripción

Mannostab estabilizador tartárico (500 g)

La estabilización tartárica que respeta la calidad y la imagen de marca de vuestros mejores depósitos.
Tratamiento enológico de precisión, basado en la inhibición de la precipitación tartárica de las sales de Potasio,
MANNOSTAB® es una respuesta natural y no traumática a las exigencias de estabilidad de los vinos filtrados y no
filtrados.

- Constituyente natural ya presente en los vinos, MANNOSTAB® preserva perfectamente la calidad de los vinos.
- No deja ningún residuo, ni supone consumo de energía o agua, MANNOSTAB® es un tratamiento ecológico que responde
a las nuevas exigencias medioambientales.

Este nuevo proceso de estabilización destinado a los vinos con mas de 6 meses de crianza consiste en adicionar
Mannostab® en cantidad suficiente para que la precipitación de las sales de tartrato de potasio se inhiba.
Esta cantidad debe ser determinada para cada vino en función de su contenido natural en coloides protectores y de los criterios
de estabilidad definidos.
Al ser las precipitaciones de tartrato neutro de calcio difícilmente previsibles, el tratamiento con Mannostab no
garantiza la inhibición frente a las sales de calcio.
En cualquier caso, el tratamiento con Mannostab® deberá ser efectuado con el asesoramiento de un enólogo.

1- DOSIS DE EMPLEO

Las dosis medias de empleo están comprendidas entre 10 y 40 g/hL. Podrán ser preconizadas directamente por un
enólogo según las características del envejecimiento (duración, temperatura) o definidas con precisión mediante
pruebas de estabilidad. Estas pruebas deberán ser efectuadas obligatoriamente una vez eliminados los productos del
encolado o después de la prefiltración. En efecto, todas las operaciones que modifican la constitución del vino
modifican su estabilidad tartárica.
En nuestra página Web podrán encontrar diferentes métodos de referencia para la determinación de la dosis.

Ejemplo de determinación de la dosis mediante prueba de estabilidad al frío:
Fácil de aplicar en bodega:
- Disolver 1,5 g de Mannostab® en 40 mL de agua destilada.
- Colocar en botellas de 375 mL volúmenes crecientes de esta solución de Mannostab® : 0-1-1,5-2-2,5-3-4 mL.
Estos volúmenes corresponden a unas dosis finales de Mannostab® de 10-15-20-25-30-40 g/hL.
- Completar hasta 375 ml todas las botellas con el vino a estabilizar.
- Filtrar todas las muestras en condiciones similares a las que serán utilizadas durante el embotellado
(misma porosidad). En el caso de vinos no filtrados durante el embotellado, la muestra deberá estar en el mismo
estado de clarificación que durante el embotellado.
- Mantener todas las muestras a -4°C durante 6 días.
- Al cabo de 6 días de conservación a -4°C, en caso de que se produzca una cristalización en botella de la muestra
testigo, anotaremos la muestra a partir de la cual no existe cristalización. Esta muestra determinará la dosis de
estabilización. Si el testigo no precipita el vino se podrá considerar estable.

DOSIS DE TRATAMIENTO = DOSIS DE ESTABILIZACIÓN DEFINIDA POR UNO DE LOS TEST AUMENTADA EN 5 G/HL

2- MODO DE EMPLEO

La adición de Mannostab® se realiza entre la filtración de preparación al embotellado y la filtración del embotellado, como mínimo el día anterior al embotellado.
Después de la determinación de la dosis y del tratamiento con Mannostab® sólo podrán ser adicionados al vino SO2 y/o ácido ascórbico y/o goma arábiga.
Modo de preparación
- Solubilizar Mannostab® en 10 veces su peso de agua a 30°C.
- Dejar reposar la preparación algunos minutos hasta que deje de estar turbia.
- Incorporar esta solución al vino con la ayuda de una bomba dosificadora.
- Realizar un remontado para una perfecta homogeneización del Mannostab® en el tanque (al menos 1 vez y media el
volumen del tanque).

CASO DE LOS VINOS JÓVENES:
Se entiende por vinos jóvenes, vinos embotellados antes de los 3 meses después de la fermentación alcohólica.
Con el fin de eliminar la parte inestable de la materia colorante perjudicial para la eficacia de Mannostab®,
el vino es tratado previamente con 20 g/hL de cortezas de levadura
(BIOCELL). Al cabo de 2 semanas de contacto, se separan las cortezas. El vino está listo para el tratamiento con
Mannostab®.

CASO DE LOS VINOS NO FILTRADOS:
Mannostab® será adicionado al vino el día anterior al embotellado según el modo de empleo descrito anteriormente

CASO DE LOS VINOS FILTRADOS:
Para poder aplicar con éxito el proceso de tratamiento con Mannostab® es indispensable una buena filtrabilidad del
vino. La colmatación de los medios filtrantes supone una modificación de la estructura coloidal y/o una retención
de Mannostab® y por tanto una disminución inmediata de la eficacia del tratamiento.
1- Para poder definir las condiciones de filtración adecuadas es obligatoria la determinación de la turbidez y
del índice de colmatación.
2- La temperatura del vino durante el tratamiento y durante el embotellado deberá ser superior a 15°C.
Evitar cualquier tipo de choque térmico (variación de temperatura > 5°C) después del embotellado y durante las
72 horas siguientes.
3- Recomendaciones para la filtración en función de los índices de filtrabilidad.
4- Se aconseja fuertemente no superar una diferencia de presión de 0.8 bar (entre la entrada y la salida del filtro)
con el fin de evitar la retención de coloides y/o de Mannostab® por colmatación y por tanto disminuir la eficacia
del tratamiento.

CONSERVACIÓN
Mannostab® se conserva en su envase original sin abrir y respetando la Fecha de Consumo Preferente indicada,
en un lugar seco y fresco (4-20°C).Una vez abiertos, los envases deberán ser utilizados en las siguientes 24-48 horas.


La responsabilidad del vendedor se limita al suministro de un producto conforme a la ficha técnica correspondiente.
La aplicación del producto forma parte de un proceso que requiere unos tratamientos realizados bajo la responsabilidad
del usuario, el vendedor no podrá ser considerado responsable de unos resultados no conformes a los ensayos previos.